Las islas encantadas por skaters

 

 

Galápagos te deja con la boca abierta todo el tiempo. Si no estás observando a los lobos marinos nadar de forma imparable en el mar, los pelícanos se roban tu atención cuando se dejan caer en picada hacia el agua para pescar. Estas islas ecuatorianas son un paraíso y los skaters de Puerto Ayora también ofrecen su espectáculo cada noche en el corazón del pueblo. Es una costumbre para un grupo de jóvenes de la ciudad más grande del archipiélago patinar con el mar, los barcos y cientos de turistas como testigos.

 

Texto: Ricardo Meneses
País: Ecuador

 

No hay frío nocturno que los detenga. El ruido de ruedas sobre el pavimento y el adoquín sobrepasa al reggaetón o al tecno de los restaurantes del malecón. A partir de las 7 de la noche, la plaza central de Puerto Ayora cobra vida. Los skaters, en su mayoría menores de edad, se juntan para patinar a la luz de la luna y de potentes reflectores.

 

John Pérez y David Ascencio comandan el grupo en una noche de enero. Se deslizan sobre las rieles y saltan una caja. Para los peatones es una invitación a disfrutar. Los espectadores se quedan sin aliento viéndolos subir y bajar por la rampa de concreto. Hay trucos por doquier.

 

La tranquila vida de los galapagueños es palpable para el extranjero que visita este Patrimonio Natural de la Humanidad. A diferencia de la vida en el Ecuador continental donde las personas evitan salir solas por la noche debido al miedo constante a la delincuencia. Incluso la policía, a través de redes sociales, advierte a las personas que no caminen solas o eviten visitar determinados lugares. En cambio, en esta provincia isleña salir a comer o comprar algo a cualquiera hora es posible.

 

En Puerto Ayora, los deportes son parte del menú. Desde las 4 de la tarde se juega ecuavolley. Hay espacio también para el fútbol. Y hay ciclistas transitando todo el tiempo por las calles angostas de este poblado que pertenece al Parque Nacional Galápagos.

 

La noche les pertenece a los jóvenes. No importa si al día siguiente hay escuela, la patinada no es obstáculo. Ante la mirada de turistas nacionales e internacionales, los chicos tienen en mente sacar nuevos trucos. “En parte es emocionante y ayuda a tu progreso porque cuando sientes que alguien te ve, sabes que debes hacerlo bien para no quedar en ridículo. Te esfuerzas”, explica David Asencio, de 16 años de edad.

 

 No es la mejor noche de Asencio al demostrar su repertorio, pero no se detiene. “Dejé de patinar porque me dediqué a surfear”, se justifica. Al surf se lo podría considerar como la competencia del skate. “Es diferente; en el surf no tienes la misma ola dos veces”, resalta. Ahora Asencio decidió dividir su tiempo: los fines de semana son para las olas y el surf y las noches de lunes a viernes son para la rampa y la tabla.

 

Paisaje extremo

 

Es curioso que en una ciudad ecuatoriana exista una rampa para patinar en el centro de actividades de un poblado. En las otras regiones de este país sudamericano, el fútbol captura toda la atención. En ciudades grandes como Quito o Guayaquil, los parques tienen canchas de fútbol, baloncesto e incluso tenis pero para encontrar una rampa hay que buscar mucho. Eso le da un peso especial a este deporte extremo.

 

Ahora patinan pocos porque algunos ya se fueron a la universidad; otros dejaron de patinar”, indica John Pérez, de 16 años de edad. Según el skater, antes eran cerca de 50 los que llenaban noche a noche la pista. Ahora, hay un grupo de al menos cinco personas cada noche.

 

El grupo de islas conocidas como las “Islas Encantadas” no tiene residentes nativos. Es decir, quienes vinieron a Galápagos provienen de todas las regiones del país continental. Por eso, resulta curioso que la influencia y el gusto por deportes más populares como el fútbol o el ecuavolley sea compartido con el skate en la plaza más concurrida. Un sitio clave porque está junto al muelle desde donde parten los barcos, grandes y pequeños, hacia el resto de islas.

 

Me gustaría que venga más gente a patinar. No es muy bonito hacerlo solo”, reconoce Asencio, en contraste con Pérez, para quien le es indiferente estar o no acompañado. “Lo que hago es patinar, no venir acá a estar con ellos”, reconoce sobre su afición a la tabla.

 

Skate park

 

Muchos turistas extranjeros se han contagiado de verlos “volar” y ellos les muestran sus trucos. Así es como Pérez, quiteño de origen, aprendió a bajarse de la rampa que tiene cerca de 2 metros de altura. Mientras van de un lado a otro en la plaza, decenas de turistas se detienen a tomar cerveza y a observarlos. Aprovechan dos gradas a un costado de la pista para ponerse cómodos y matar el tiempo viéndolos saltar. A Galápagos llegan más de 100 mil turistas por semestre, según cifras del Ministerio de Ambiente de Ecuador.

 

Aunque se roban la atención de los transeúntes, la plaza con sus escalones, rieles, cajones y rampas parece quedarse corta para los entusiastas deportistas. Daniel Proaño, Director de Gestión del Municipio, considera que para que el skate se considere como un atractivo más de la isla Santa Cruz falta un lugar específico para patinar. “Vamos a hacer la declaratoria para un skate park. Es decir, para darle un espacio exclusivo”. El municipio, asegura, invertirá 200 mil dólares en este proyecto.

 

 Pérez reconoce que existe un parque para patinar en un sector llamado Los Arrayanes pero “no sirve porque está mal hecho”, y revela que prefieren improvisar en la plaza. “Todas las cosas que están aquí, excepto la rampa de cemento, las hicimos nosotros”, expresa.

 

Sin preocupaciones

 

Según Proaño, el municipio estima que son aproximadamente 200 jóvenes los que se dedican a este deporte. Pero, ¿Qué hace a Puerto Ayora atractivo para el skate? “En el skate hay más libertad”, expresa Pérez sin pensarlo demasiado. Él nació y vivió en Quito. “Me gusta más acá porque es tranquilo, no hay delincuencia”, agrega. Ese punto parece ser crucial para que los chicos se motiven a cargar su tabla y no se queden en casa divirtiéndose con juegos de video.

 

Proaño afirma que no existe un índice de delincuencia por parte de la policía o el sistema de justicia local. “Aún no se ha remitido esa información”, asegura, pero por su tono de voz eso lo trae sin cuidado. Es que al caminar por las calles en la noche existe tranquilidad. Las bicicletas de los residentes, al igual que las motocicletas que empiezan a crecer en número, reposan en lasveredas de sol a sol sin que nadie las toque.

 

Lo que sí preocupa a Pérez y Asencio son las caídas estrepitosas. El primero se ha roto los dos brazos. “La primera vez me caí de la rampa grande y la segunda sobre el riel”, comenta. Más allá de la salud, otro temor es que la tabla se rompa por lo difícil que es conseguir una nueva.

 

Alejados del comercio de las ciudades grandes como Quito o Guayaquil, los skaters de Galápagos deben esperar los cargamentos desde el continente para poder comprar una nueva. La otra opción es viajar a la capital. La vida es más cara en las islas comparado con el resto de Ecuador. El valor de una tabla y sus accesorios puede llegar duplicarse por el coste del transporte. Buscar el menor precio es casi una obligación.

 

Ninguno de los dos se ha impuesto el reto de patinar profesionalmente. Sus sueños están encaminados en asistir a una universidad. Es decir, abandonar Galápagos. “Pero seguro allá hay skate parks y seguiré patinando”, comenta Pérez sobre su futuro en la capital de Ecuador.

 

Datos de Galápagos

 

· Solo el 3% de todo el territorio de las Islas Galápagos está poblado por humanos, el resto se mantiene en estado natural y es un parque nacional protegido.

· El archipiélago está constituido por 13 islas grandes (mayor a 10 km2), 6 islas pequeñas y más de 100 islotes. Mantiene el 97% de su territorio como una reserva natural.

· El lugar alberga dos de los más importantes Patrimonios Naturales de la Humanidad: el Parque Nacional Galápagos, creado en 1959, y la Reserva Marina de Galápagos en 1998.

· Puerto Ayora es la capital de la isla Santa Cruz. Es el poblado con mayor número de habitantes: 15 700, según el Municipio de Puerto Ayora.

· Galápagos es una de las 24 provincias en las que se divide políticamente el territorio ecuatoriano. Se encuentra a 1000 km de distancia de la costa continental.

· Puerto Baquerizo es la capital económica y política de Galápagos. Esta ciudad se encuentra en la isla San Cristóbal.

· Galápagos está dentro de los destinos naturales más visitados a escala mundial, según The Lonely Planet.

· Charles Darwin visitó las islas en 1835 y le sirvió como inspiración para escribir el libro Evolución de las Especies.

 

©veintemundos

 

Если Вам понравилось — поделитесь с друзьями:

 

продолжить с текстами среднего уровня >>>

 

перейти к текстам уровня выше среднего >>>


Смотрите так же:

Предлагаем пройти тесты онлайн:

Рекомендуемые статьи и видео:

Ещё статьи >>>