Cuatro mitos y verdades sobre España

 

 

¿Qué sabes de los españoles? ¿Cómo los definirías? Si le hacemos esta pregunta a un extranjero probablemente en su respuesta habrá alguno que otro acierto y muchos errores. Verdad o no, la Madre Patria es un lugar con señas propias que se repiten una y otra vez: siesta, vitalidad y marcha. Ha llegado la hora de desmentir estos mitos y aclarar cuáles de esos estereotipos no son ciertos. VeinteMundos ha reunido a tres estudiantes europeos (de Italia, Reino Unido y Alemania), quienes nos comentan los tópicos españoles y las costumbres que más les han sorprendido.

 

Texto :Carmen Boronat

País: España

 

Duermen la siesta, están todo el día en el bar, bailan flamenco, van a los toros, les encanta relacionarse, les fascina conversar y conocer gente, son más apasionados, ruidosos, impuntuales, simpáticos y extrovertidos, pero ¿son todos los españoles así? Tres estudiantes extranjeros residentes en el País Ibérico decidieron aclara el misterio. Cada uno aclara los contrastes que perciben entre la forma de vida en sus lugares de origen y España.

 

Algo que les llamó poderosamente la atención a los tres fue nuestros horarios. En general, los españoles todo lo hacemos más tarde. María Luisa es italiana. Lleva viviendo en Valencia seis meses y vino a hacer su práctica profesional. Dice que desde el primer día se levanta pronto, pero se acuesta tarde. “Me encanta que las calles estén repletas de gente hasta bien entrada la noche”, explica. “Los horarios de tiendas y bares son más amplios y aprovecho para ir de compras después de trabajar”.

 

También los horarios de nuestras comidas son más tardíos. Acostumbramos a cenar y comer entre dos y tres horas más tarde. Para Chris, un estudiante inglés que reside en Madrid y que vino a España a perfeccionar su castellano, fue duro al principio. “Dejé de lado los sándwiches a mediodía y empecé a comer un poco más fuerte para aguantar hasta la hora de la cena”, confiesa.

 

Christine, que vino desde Alemania a Alicante con la beca Erasmus, nos comenta que en su país el periodo de tiempo dedicado a la comida oscila entre 30 y 60 minutos. Ella pensaba que en España este lapso llegaba hasta las dos horas. “Desde que vine nunca le he dedicado más de una hora a la comida. Mis amigos españoles dicen que el horario está siendo cada vez más ‘europeo’. La verdad es que me he dado cuenta de que no hay mucha diferencia con el horario alemán”.

 

Cuando le preguntamos por la siesta, Chris comenta que ninguno de sus amigos o conocidos se echa una cabezadita a mediodía, todos ellos tienen clase por la tarde. “Pensaba que los españoles no podían vivir sin la siesta pero he observado que la mayoría trabaja a esas horas y no puede permitírselo”.

 

¿Y hasta qué hora trabajamos? Los españoles salimos de trabajar de media a las 19.00, hasta dos horas más tarde que nuestros vecinos europeos, que suelen terminar su jornada laboral entre 17.00 y 18.00. La excepción son los centros comerciales, cuya hora de cierre oscila entre las 19.00 y las 22.00.

 

Las formas de saludar

 

Si vienes a aprender español, debes saber que la forma de saludo más característica de los hispanos es darse dos besos. Pero esto no ocurre en todos los casos. En contextos formales como entrevistas de trabajos, o en la relación cotidiana con profesores o jefes, lo normal es solo dar un apretón de manos.

 

 Christine nos comenta que se ha encontrado en algún momento ante la duda cuando le presentan a alguien de estrechar la mano o saludarle con dos besos. “Una cosa importante que no sabía es que, a diferencia de otros países que también se besan, en España siempre se empieza el beso girando la cabeza hacia tu lado izquierdo”, precisa. “En más de una ocasión, he girado la cabeza hacia la derecha ¡y casi me he besado en los labios con la persona!”, agrega.

 

María Luisa, sí que lo tenía claro desde el principio. “En Italia también nos saludamos con dos besos en las mejillas. Eso sí, hay una diferencia: en España se ofrece primero la mejilla derecha y en mi país, la izquierda”. Es muy importante tenerlo presente para evitar una situación un tanto bochornosa o cómica, explica. “En general, los italianos no se sienten cómodos con la efusividad del saludo de los españoles cuando se besan”, añade.

 

A Chris, en cambio, fue una costumbre que le chocó en un primer momento. “El beso en el Reino Unido es una forma de saludo reservada a la gente que ya se conoce con anterioridad. Solo se practica con amigos y familia. Pero aquí ya me he acostumbrado. Además, si son chicas guapas, ¡no me importa nada dar dos besos!”.

 

En Alemania, nos explica Christine, el beso es una muestra efusiva de intimidad. “Cuando vine a España me sorprendí muchísimo. El primer día de clase me quería morir, tuve que besar a más de 50 personas”, se ríe. “Pensaba que todos los días iba a ser así”, bromea.

 

Chris dice que regresó a Inglaterra un par de días en Navidad y que estaba más besucón que nunca. Sostiene que sus amigos y familia no se lo creían. “Más de una chica me apartó la cara”, comenta el joven. “Necesité al menos un día para ajustarme de nuevo a la costumbre del saludo inglés”.

 

Los toros… ¿sí o no?

 

Los extranjeros piensan que a los españoles nos encantan las corridas de toros. Pero este es un tema polémico en España. En todo el país existen asociaciones que se oponen e incluso, en algunas regiones, como Cataluña y las Islas Canarias, los toros están prohibidos.

 

 María Luisa asistió a una corrida en una de las plazas de toros más míticas, la Maestranza de Sevilla. Nos comenta: “Posiblemente no vuelva a ver una corrida a lo largo de mi vida. Salí horrorizada”. Explica que muchos españoles se esforzaron al máximo para convencerla de que el toro puede matar al torero y que es un espectáculo donde el arte tiene un lugar primordial. “Me llamó mucho la atención que al final de la corrida se terminara con la muerte del toro; no creo que eso sea arte”.

 

Por su parte, Chris nos dice que la primera vez que fue a una corrida de toros salió atónito. “En un primer momento me afectó, pero luego me gustó. El ambiente de una corrida de toros es especial y llamativo”. El joven invita a todos los turistas a ver una corrida de toros al menos una vez en la vida.

 

Lo cierto es que aunque es menos popular entre los jóvenes, todavía tiene sus defensores. Y es que la tauromaquia fue declarada en 2013 Patrimonio Cultural de España. La ley establece que esta costumbre conforma un “incuestionable patrimonio cultural español” además de tener una “indudable trascendencia como actividad económica y empresarial”.

 

A veces el único conocimiento que tenemos de otro país se basa en estereotipos, como el caso de los toros, por ejemplo.

 

Son ideas preconcebidas que reflejan una realidad sesgada y deforme. Por eso es tan interesante, al llegar a un nuevo lugar, contrastar los prejuicios con la propia experiencia. Para estos jóvenes, algunas de las ideas que tenían preconcebidas sobre España han cambiado. Todos ellos se muestran encantados y sorprendidos con este país que tan bien les ha acogido y que tiene tanto por descubrir.

 

Spain is different!”

 

Durante la posguerra el primer eslogan usado por el gobierno para atraer turistas no pudo ser más escueto: “Visit Spain”. Los carteles de esta campaña recurrieron a tópicos como flamencas y Semana Santa, pero también coqueteaban con conceptos más modernos como el turismo de sol y playa o el esquí.

 

Hubo que esperar hasta la década de los años sesenta, cuando se vivió el boom del sector en nuestro país, para encontrar una campaña realmente imborrable. Manuel Fraga Iribarne, Ministro de Información y Turismo de España, se hizo célebre por promover el desarrollo del país a través de la industria turística con el eslogan “Spain is different!”

 

En adelante, los ingresos por turismo se convirtieron en el principal capítulo de la economía nacional. Entre enero y febrero de 2015 llegaron a España 6,45 millones de visitantes internacionales, 4,5% más que al inicio de 2014. Si hace dos años eran los turistas rusos los que más aumentaban sus visitas, entre enero y febrero el despegue del sector se produce tras una fuerte subida de viajeros desde Italia (20,4%), EE.UU. (18,7% más) y por el mayor número de turistas asiáticos.

 

©veintemundos

 

Если Вам понравилось — поделитесь с друзьями:

 

продолжить с текстами среднего уровня >>>

 

перейти к текстам уровня выше среднего >>>


Смотрите так же:

 

Рекомендуемые статьи и видео:

Ещё статьи >>>