Rock en tsotsil. ¡Yeah!

 

 

¿Te crees muy conocedor del rock? Apuesto a que no conoces a Sak Tzevul, Lumaltok, ni a los Cassett´s. Te invitamos a descubrir esta propuesta alternativa de rock en tsotsil, una lengua originaria de las comunidades indígenas de México. Estas bandas se insertan en un movimiento musical muy amplio que se produce en dichas culturas locales. Los músicos hacen sus propias composiciones y cantan en su lengua materna. ¡Echa un vistazo!

 

Texto :Margarita R. Ornelas

País: México

 

El primer grupo musical que inició la ola del rock hecho en tsotsil fue Sak Tzevul. Esta banda empezó en la década de los 90 con la inquietud de hacer rock en su lengua materna. Hasta la fecha han tenido varias transformaciones en su quehacer musical así como en sus integrantes. Hoy por hoy, son un grupo reconocido mundialmente que ha allanado el camino a otras agrupaciones que cantan en lenguas originarias.

 

El rock en tsotsil tiene sus orígenes en la comunidad de Zinacantán, el centro cultural de los Altos de Chiapas, México. Aquí algunos jóvenes están introduciendo el rock a su comunidad y dando a conocer el tsotsil al mundo. Una de las bandas que ha impulsado este movimiento es Lumaltok, algo así como “niebla” en español.

 

Lumaltok toca rock y blues. Sus integrantes son Julián Hernández (El “Zanate”), vocalista y guitarrista; Moisés Pérez, baterista; Sergio Pérez, bajista; y Diego Pérez, segunda guitarra. Ellos tienen 6 años de haberse conformado; cuentan con tres discos y han realizado varias presentaciones. Dentro de las más destacadas se encuentra la que realizaron en el “Vive Latino”, uno de los festivales más importantes del país.

 

Su interés por la música se inició mientras estaban en secundaria. Desde sus inicios, Lumaltok exploró varios géneros musicales como ska y reggae. Finalmente adoptaron el rock y blues como base. Con el tiempo han perfeccionado el dominio de los instrumentos musicales y han consolidado la banda.

 

No nos veíamos sembrando la milpa o cultivando la tierra. Nos da gusto que otros lo hagan pero nosotros lo que queríamos era hacer rock. Es lo que realmente nos gusta; ese era nuestro sueño allá en el pequeño pueblo, en nuestro pequeño mundo”, señala Julián.

 

Dice que fue difícil salir y hacer actividades diferentes a las tradicionales, las cuales están muy arraigadas en su pueblo. “Nos veían raro, pero no nos importó mucho, lo que queríamos era tocar, hacer música”, recuerda El “Zanate”.

 

De lo tradicional a lo rockero

 

Este movimiento musical fue muy criticado y controversial. Desde el interior de la comunidad algunas personas decían que era una falta de respeto tocar música tradicional fuera de su contexto y modificarla. Por otro lado, en el exterior, debían superarse barreras culturales, pues para muchos jóvenes ser indígena era vergonzoso; debía disimularse o incluso ocultarse. No obstante, esta ola de músicos tsotsiles ahora irradia orgullo por sus raíces, su cultura y lengua.

 

  Poco a poco la gente empezó a aceptar y comprender el gusto de los jóvenes por crear música y cantar en la lengua que han usado desde niños. “Es lo que he hablado toda mi vida. Es más fácil expresarnos en tsotsil. Cuando dices una palabra en español puede significar muchas cosas. Sin embargo, para los que hablamos tsotsil el mensaje es muy claro”, comenta el vocalista.

 

Sus letras son simples, como ellos mismos. No quieren ser poetas pero su propia lengua, sin quererlo, se los permite. Sus principales influencias son el rock nacional mexicano como El Tri o El Haragán. También la música extranjera; sin ir más lejos The Doors. “Nunca había escuchado grupos extranjeros, pero cuando lo hice, cambió mi panorama, mi visión musical. Tenemos influencia de rock, blues; en general escuchamos de todo”, asegura Julián.

 

Piensan que han transgredido las tradiciones en su pueblo pero también han abierto el camino para que otros jóvenes puedan decidir qué ser o hacer en la vida. “En la comunidad había pocos espacios donde expresarse. Hoy la puerta está abierta para el futuro: hay poetas, músicos, escultores”, comenta con mucho orgullo El “Zanate”.

 

Ellos además quieren darle valor su lengua y registrarla. “A lo mejor el tsotsil desaparece, no queremos que pase eso. Pero creemos que estamos contribuyendo al pueblo con nuestras canciones, para que algún día en el futuro se pueda escuchar cómo sonaba el tsotsil”, comenta.

 

Experimentando ser rockstar

 

Cuando ven a las personas disfrutando de su música, la calidez con que los reciben y cómo responden a sus presentaciones, les satisface al máximo. Nunca imaginaron que iban a tener tanto éxito. “Cada concierto al que vamos, tratamos que sea una historia única. Salir, tocar y conocer; nos da mucho gusto hacer música”, relata Sergio, el bajista.

 

Han participado en algunos festivales a nivel nacional con otras bandas que cantan en lenguas originarias. “Algún tiempo fue una moda pero hay muchas bandas de diferentes géneros que hacen música en serio. En Tijuana fue el último concierto en el que compartirnos escenarios con bandas que cantaban en mixteco, huichol, kumiai y otras lenguas de México”, relata Julián.

 

A las personas que empiezan a conocerlos siempre les incitan a que nunca olviden sus orígenes. “Los invitamos a no tener vergüenza de sus raíces, de quiénes son, de dónde vienen. Deben luchar por los sueños, tratar de realizarlos”, sentencia Julián.

 

Siguiendo los pasos del rock

 

Hay otras bandas que también pertenecen a esta nueva generación de músicos libres. Ellos no quieren que se le reconozcan solamente por “recuperar” las lenguas indígenas o “exaltar” su cultura local, sino que quieren hacer rock por pura pasión. Una de ellas son Los Cassett´s.

 

Ellos son unos jóvenes descendientes de tsotsiles pero que radican en la ciudad de San Cristóbal de Las Casas. Se han inspirado en bandas pioneras del rock en tsotsil como Sak Tzevul y Lumaltok pero no quieren seguir la misma vereda. “Las agrupaciones que tocan en tsotsil son pocas por lo que son fáciles de reconocer. Cuando nosotros decidimos hacer nuestra música en español no recibimos mucha atención porque hay mucha competencia, pero hemos decidido hacerlo así porque sonamos muy chingón”, relata Erick, uno de los guitarristas.

 

 Una de sus experiencias más enriquecedoras ha sido su participación en el Proyecto Posh y otra en la Feria de la Primavera, donde tocaron con músicos sobresalientes de la escena musical nacional tales como Enjambre y Carla Morrison. “Aunque varias bandas que hacen rock en tsotsil fueron nuestras bases y somos sus fans, ahora queremos seguir nuestro propio camino”, agrega Erick.

 

Tienen un disco propio y han colaborado en otros dos con músicos locales. Se les ha catalogado como una banda multifacética, con un estilo inconfundible, con mucho potencial y únicos en su forma de tocar. No pueden desprenderse de sus raíces porque ya son una mezcla de la tradición y su propia originalidad, pero quieren tener el derecho a decidir lo que quieren hacer.

 

Los Cassett´s continúan su camino para consolidarse como banda y manejando las circunstancias de la vida diaria para sobresalir. La cultura evoluciona, el mundo se transforma pero el rock… el rock perdura.

 

Pueblos, lenguas y otros

 

En México hay más de 112 millones de habitantes. Cerca de 15 millones son personas integrantes de comunidades indígenas.

Se distribuyen en 62 pueblos. Hay 68 lenguas indígenas y se calculan 364 variantes de los idiomas indígenas.

En Chiapas hay 11 lenguas indígenas. Estas son: cakchiquel, chol, jacalteco, kanjobal, lacandón, mame, mochó, tojolabal, tseltal , tsotsil y zoque.

Hay por lo menos tres variantes de tsotsil en los Altos de Chiapas: el tsotsil de Huixtán, de San Juan Chamula y de Zinacantán. Estas lenguas tienen la misma raíz lingüística y tienen palabras similares, pero hay algunas que tienen diferente significado en cada lugar.

En lugar de usar anglicismos o neologismos, las comunidades adaptan las palabras a la lengua indígena. Por ejemplo: avión se dice muttak´in que significa “pájaro de metal” o chinamtak´in para computadora que literalmente significa “cerebro de metal”.

Otras bandas que podrías seguir con este movimiento son Vajijel, Yibel Jme´tik Banamil y Hektal, que son agrupaciones tsotsiles de San Juan Chamula y Zinacantán. 

 

©veintemundos

 

Если Вам понравилось — поделитесь с друзьями:

 

продолжить с текстами уровня выше среднего >>>

 

перейти к текстам среднего уровня >>>


Смотрите так же:

Предлагаем пройти тесты онлайн:

Рекомендуемые статьи и видео:

Ещё статьи >>>